Receta Aperitivo Pepinillos Fritos Crujientes o Fried Dill Pickles

Por fin lo último en aperitivos y acompañamientos directo de USA. Los Pepinillos Fritos o Fried Pickles son totalmente diferentes, adictivos, con una mezcla de sabor y textura sorprendente que van de maravilla con una cerveza fría, por ejemplo.

Eso sí, en un dip de salsa Ranch es una combinación imbatible. Básicamente son pepinillos tipo dill rebozados y fritos. Se pueden hacer más o menos picantes aunque el picante le añade un cierto toque especial.

Originalmente son de los estados sureños de USA donde eran y son muy populares. Solo se hicieron populares en el resto del país a principios de los 60. Se sirven en los festivales de comidas y en los menús de casi todas las cadenas de restaurantes de allí.

Son muy populares para reuniones en casa de amigos o familia y en bares para ver los famosos partidos de futbol u baloncesto. Quizás la versión más popular la sirven en una cadena también muy popular frecuentada por entusiastas del deporte – Hooters.

Nuestra receta es una copycat de Hooters. Son una gran alternativa y complemento a las patatas fritas o aros de cebolla con cualquier tipo de carne, pescado o comida rápida como hamburguesas o perritos calientes o sandwiches.

Recomendamos que se sirvan con Salsa Ranch – buscar nuestra receta auténtica que publicaremos la semana que viene.
Atrévete, repetiréis!

Ingredientes:
• 1 bote de (16-oz) de pepinillos dill – IMPORTANTE:tienen que ser dill también pueden ser tipo polaco, gherkin etc. (como las de las hambirguesas Big Mac de MacDonald´s) pero nunca en vinagre.
Mezcla Liquida:
• 1 taza leche entera + 2 cucharadas de zumo de limón para hacer el buttermilk
• 1 cucharada lisa harina
• 1 huevo grande
• 4 o más gotas de salsa Tabasco – depende de gusto
Mezcla Seca:
• 1 taza – 125 gr harina
• 1/4 cucharadita paprika o pimentón dulce
• 1/2 cucharadita polvo de ajo
• Opcional: 1/2 cucharadita pimento picante o cayena
• Pizca sal – 1/8 cucharadita
• Aceite neutro – no oliva

Preparación:
• Hacer o tener comprado la salsa Ranch
• Hacer el buttermilk o leche agria: Añadir 3 cucharadas de zumo fresco de limón a la taza de leche entera. Dejar descansar 3 a 5 minutos. Remover con el tenedor. Ya está.
• Cortar los pepinillos en rodajas y secar con papel de cocina.
• Precalentar una sartén con abundante aceite.
• Preparar una bandeja con doble papel de cocina

– En un bol combinar la buttermilk o leche agria ya preparada con la cucharada de harina, huevo y el Tabasco. Batir con un tenedor hasta que quede combinado.
– Añadir los pepinillos cortados a la mezcla removiendo para que queden todos empapados.
– Aparte remover la harina, paprika, polvo de ajo y cayena
– Coger unas rodajas de los pepinillos del líquido y recubrir bien con la mezcla de harina. Agitar para quitar el exceso.

NOTA: Si quieres un rebozado más crujiente – repite esta operación – volver a pasar por la leche y después otra vez por la harina siempre agitando para quitar el exceso.
• Con el aceite muy abundante ya caliente, introduce las rodajas de una en una en la sartén. No poner demasiadas rodajas a la vez en la sartén para que no baje la temperatura del aceite y queden bien crujientes.
• Freír unos 3 a 5 minutos o hasta que queden un marrón dorado.
• Retirar del aceite con una paleta escurridora y poner en la bandeja con el papel de cocina preparada.
• Servir recién hechos y recomendamos con salsa Ranch.

Comentarios cerrados