Mascarilla Pieles Grasas Contra el Acne y los Brillos del Rostro

En realidad, es una gran bendición tener la piel grasa porque envejece mucho más lentamente que la piel seca o normal. Sin embargo, tiene sus problemas y tiene mayor tendencia a padecer el temido acné.

Lo que necesitamos es poder quitar el exceso de grasa sin eliminar completamente los aceites naturales de su piel. Las mascarillas comerciales eliminan la grasa de manera radical con lo que la piel se defiende creando aun más grasa y esto hace que la piel se hace más propensa a brotes de acné.

Por eso es tan eficaz nuestra mascarilla totalmente natural de avena, pepino, miel y limón que te ayudará a secar su acné, devolverle la luminosidad y vencer sus problemas de piel grasa solo eliminando el exceso y dejando el balance natural de grasa de tu piel a la vez de nutriendo y protegiéndola con la miel y limón.

• El pepino: es el ingrediente más esencial para las personas que tienen la piel grasa porque es un astringente seguro y natural que limpia su piel, sus poros y también limpia suavemente el exceso de aceite sin quitarlo por completo.

• La avena: La piel grasa tiende a descamarse muy a menudo y es necesario exfoliar pero suavemente. La avena es un exfoliante natural y muy suave que es tan necesario para la piel grasa porque permite eliminar las células muertas de la superficie y revelar la piel más nueva debajo.

Ingredientes:
• 1/2 pepino o 1 pepino pequeño
• 2 cucharadas – harina de avena molida (puedes moler copos de avena en tu trituradora o compra la harina de avena)
• 2 cucharaditas – Zumo o Jugo de limón
• 1 cucharada – Miel

Preparación:
• Cortar el pepino en trozos de 2 cm o 1”.
• Triturar todos los ingredientes hasta que estén bien mezclados.
• Aplicar la máscarilla sobre la piel limpia, centrándose en las áreas propensas a las espinillas.
• Frotar con movimientos circulares muy suaves (muy importante).
• Relájate por unos 15 minutos. Si le queda un pepino, corte un par de rebanadas y colocalos en los a los ojos.
• Eliminar la mascarilla con agua fría.
• Secar suavemente con una toalla.

Comentarios cerrados