Cómo preparar crujientes palitos de queso mozzarella

Hay miles de tipos de quesos. No sólo eso, sin no que existe toda una cultura gastronómica e incluso astronómica entorno a este amado lácteo. Pero hay uno. Un queso para gobernarlos a todos, un queso para encontrarlos, un queso para atraerlos a todos… Sin duda, si hay un queso que ha traspasado fronteras hasta convertirse en el más famoso del mundo, es  el queso mozzarella. Hoy os enseñamos cómo preparar crujientes palitos de queso mozzarella. Puedes utilizarlos cómo aperitivo, como acompañante o incluso de postre. Cómo los colores, existen miles de formas de comer el queso. Las posibilidades son infinitas.

Ingredientes:
400 gr queso mozzarella para hacer palitos tipo finello en España. También conocido como string cheese en America.

- 1/2 taza de harina
- 1 a 2 huevos
- 1 taza de pan rallado casero o pan tipoPanko
- 1 cucharilla Polvo de ajo
- 1 cucharilla oregano
- ½ cucharilla sal
- Aceite para freír
- 1/2 taza salsa marinara (para mojar )

Preparación:
- Cortar el queso en tiras
- Vierta la harina en un bol.
- Batir el huevo (s) y la leche en un recipiente aparte.
- Vierta el pan rallado en un tazón. Incorpore el polvo de ajo, sal y orégano y remover
- Pasar cada palito primero en harina, después el huevo batido y finalmente en el pan rallado aderezado.

• Asegúrate de recubrir por completo cada pieza de queso con el pan rallado. Use los dedos para presionar sobre el pan rallado si quiere.
• Coloque los palitos de queso terminados en un plato y poner en el congelador durante al menos 30 minutos para que el rebozado de pan rallado se fije bien y para prepararlos para la fritura.
• Caliente abundante aceite en una sartén (o en una freidora si la tiene) hasta que esté bien caliente. Puede probar si está lo suficientemente caliente echando un pequeño trozo de pan y viendo si empieza a freírse.
• Coloque los palitos de queso congelados con cuidado en el aceite caliente y echando aceite cuidadosamente alrededor de los palos hasta que el pan rallado se vuelva un color dorado. Esto sucede rápidamente así que asegúrese de quitar los palitos del aceite antes de que el queso se derrita por completo a través del pan rallado.
• Retirar los palitos del aceite con una espumadera o pinzas y colóquelos sobre unas hojas de papel de cocina para que la grasa se absorba.
• Sirva caliente con salsa italiana de tomate.

 

Comentarios cerrados